¿Te vas o vas?

No es lo mismo 'Me quiero ir de...', que 'Quiero ir a...'. Click to Tweet
Yo, ahora, voy porque sigo, pero no siempre fue así.

Antes solo me iba.

L-a-r-g-a-r-s-e.

Acaba uno diluido, y debilitado.

Otras veces creía que iba, pero me quedaba. O me quedaba mientras me llevaban —lo que no equivale a ser una carga, sino que sucede cuando NO queremos ir—, o me mandaban allá.

Y otras veces, acullá va el alma sin que la alcancemos. ¡Qué desconexión más dolorosa! Se siente en el cuerpo, creéme. (Quizá ya lo sabes).

 

Para irse —e ir consigo—, hay que encontrar un ritmo propio, y ajustar el paso según casos y cosas… Practicar malabarismo entre el yendo y el estar.

 

No es lo mismo ‘Me quiero ir de…’ que ‘Quiero ir a…’.

 

Ya sea que quieras irte o ir, en realidad no podrás dejarte atrás. Te vas o vas, te experimentas allá, y tendrás que regresar —o no, y entonces a resolver, en la misma cotidianidad de la persona local—.

Piensa intensamente qué deseas al andar, y proyecta Tu Viaje de acuerdo con tus motivaciones reales. Así te asegurarás de haber hecho tu parte para crear el mejor resultado posible de cada oportunidad.

Andando nos exploramos en otros contextos.

Cuando eres tú quien decide, y —por la razón que sea— no llegas adónde querías llegar (sucede), terminas en otro sitio o llegas tarde, podrías descubrir que lo que en verdad querías lo obtuviste por el camino.

También sucede, y más a menudo que perderse.

 

¿Tú te vas o vas?

Descúbrelo, y decide la tu historia.

Ambas cosas valen, cuando escogemos bien cuál…

Estarás preparado para capturar momentos; listo para permitirte mejores experiencias —de esas que vale la pena tener y recordar—, y, a tu regreso, pasar por una reintegración suave (o para adaptarte mejor allá).

Y si precisas de un apoyo extra para andar, me puedes contactar.

Soy una excelente facilitadora del proceso de viajar.

Te ayudo a prepararte para tu aventura, y ¡que vayas!

(Visited 48 times, 1 visits today)